Fibromialgia

¿Qué sustantivo que puesto en un papel, no significa nada pero que en una persona, significa tanto y que además le acompaña otra serie de palabras que también puesto en una persona, tienen tanto poder, como tinta en forma de nombre en un contrato?

Dolor, frustración, incomprensión, soledad, intolerancia, abandono, incertidumbre, tristeza y una serie de palabras más que te hace padecer el sustantivo, Fibromialgia.

Gramaticalmente, es fácil pero como decía un profesor que tuve; “hay que vivirlo”. Hay que pasar por una larga historia de médicos, multitudes de falsas alarmas, multitudes de desprecios y de soledad. Nadie parece creerte, porque no hay nada visual, sólo palabras.

De repente, ese sustantivo cae en tus manos y parece que trae alivio, pero que todavía no hay ni una causa ni una cura aparente, entonces ¿ahora qué? Ya tengo puesta mi etiqueta, mi sujeto pero ¡dame más palabras que no sé qué hacer!

- Dame un verbo para poder actuar - Dame un complemento directo para darle sentido - Dame un nexo para encontrarme - Dame un complemento circunstancial de lugar para saber dónde dirigirme - Dame un complemento circunstancial de tiempo para organizarme - Dame un complemento circunstancial de compañía para no sentirme solo - Y aunque no exista, dame un complemento circunstancial de esperanza para poder llevarlo día a día

Quedarse con un sustantivo que además le acompaña una larga lista de palabras unidas por una conjunción, no es fácil. Sé que habrá muchas cosas que tenga que hacerlas por mí mismo, pero por un instante, quédate conmigo.

#texto

Posts Destacados
Posts Recientes
Buscar por etiquetas
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic